Fundamentales

Alexander A. Ramírez M.

En diversas oportunidades se plantea la existencia de dos enfoques para analizar el mercado. El enfoque técnico o análisis técnico y el enfoque fundamental o análisis fundamental. Usualmente se plantean como opuestos para justificar el uso de un enfoque vs. el otro. Sin embargo, me parece absurdo en el siglo XXI que todavía caemos en esa trampa.

Lo que corresponde a los operadores profesionales es aprovechar al máximo lo que cada enfoque puede ofrecer para que podamos alcanzar nuestros objetivos. Es por ello que recientemente los operadores son más conscientes de tanto los aspectos técnicos como fundamentales.

En este artículo exploraremos el aspecto fundamental, que básicamente consiste en el análisis de los aspectos macroeconómicos de los países. Para hacerlo más complejo aún, ahora hay grupos o bloques de países con moneda en común como la zona europea. Dentro de los aspectos macroeconómicos podemos contar con los Índices de precios, el Producto Interno Bruto, Índices de ventas en diversos sectores, Balanza comercial, Índices industriales, Índices inmobiliarios, etc. Sin embargo, lo que cada país persigue es mantener precios estables con crecimiento sostenido. Es decir, inflación controlada y crecimiento económico.

Cada país tiene su propia fuente de ingresos, si los ingresos se ven afectados, el crecimiento se ve perjudicado, los desbalances entre oferta y demanda generan movimiento en los precios de los productos, lo cual puede generar inflación. Además a este conjunto de factores económicos “locales” se suman los aspectos geopolíticos como la relación entre los países, guerras, etc.

Les he comentado en varias oportunidades a los operadores que le hago seguimiento principalmente a dos factores fundamentales: Las tasas de interés y los índices de empleo.

El primero refleja la tasa de interés fijada por los Bancos Centrales. Estas tasas son el resultado de discusiones que consideran todos los aspectos macroeconómicos de las economías y su movimiento pretende controlar la inflación y mantener o generar crecimiento económico.

El segundo refleja la salud de la economía, ya que al funcionar bien normalmente los índices de empleo se mantienen estables.

Últimamente, los precios del petróleo han generado una preocupación importante por la inflación, ya que el petróleo caro genera gastos adicionales a los consumidores finales, por lo que el consumidor final al gastar más en gasolina y alimentos, afectando su presupuesto y su capacidad adquisitiva en otros sectores, como turismo, entretenimiento, etc. Los aspectos relacionados a la inflación son de suma importancia estos días.

Recuerde, somos lo que hacemos.