Línea de contratendencia

Alexander A. Ramírez M.

Una de las alternativas que se ha planteado para identificar cambios de dirección o continuación de un movimiento son las líneas de contratendencia.

La situación que nos interesa es identificar cambios de dirección, puntos de reverso, utilizando la línea de contratendencia. Resulta que en muchos casos la línea de contratendencia es la misma línea interna del retroceso en un swing alcista o bajista.

Cuando el mercado rompe la línea interna, este es el primer paso de una corona, existe un 50% de probabilidad de que el mercado cambie de dirección o continue el retroceso haciéndolo aun más profundo.

Una vez que ocurre el rompimiento hay que buscar más razones para considerar el cambio de dirección como por ejemplo la creación de un bajo más alto en un swing alcista o un alto más bajo en swing bajista.

Cuando eso ocurre entonces Ud. puede buscar patrones de velas para considerar una entrada.

Por otra parte, hay una situación que me gusta mucho más, que es la prueba de la cara trasera de la línea de contratendencia (línea interna) formando patrones de velas.

Esta situación es favorable ya que se valida la línea de tendencia y se convierte en un nivel de soporte o resistencia que se puede utilizar para colocar su orden de protección en contra de pérdidas mayores.

Hay oportunidades donde la línea de contratendencia es muy horizontal y no funciona como un buen indicador de reverso ya que su rompimiento se puede producir muy lejos del punto de reboto. Es por ello que debemos dibujar las líneas internas e identificar su rompimiento para considerar posibles entradas.

Una confirmación deseable es que el mercado rompa la línea interna y luego el equipo anota un punto en soporte o resistencia para producir una reversión técnica muy conocida que es el patrón hombro cabeza hombro.

Estos patrones son la mejor expresión de la lucha entre toros y osos y cómo un equipo comienza a tomar control en una moneda.

El patrón hombro cabeza hombro las abordaremos en el próximo artículo.

Recuerde, somos lo que hacemos.