Ciclos, van y vienen

Alexander A. Ramírez M.

En los mercados, en los paises, en las empresas, en las industrias, en los sectores, en todo existen ciclos. Estos ciclos se manifiestan en épocas buenas, de bonanza, ganancia, éxito, crecimiento, desarrollo, prosperidad y épocas malas, de decrecimiento, depresión, pérdidas, recesión, fracaso, involución, etc.

La realidad se manifiesta en ciclos y normalmente aprendemos esto cuando pasamos por épocas malas y épocas buenas. O al revés que es más traumático.

El mensaje que quiero dejar sobre la mesa es básicamente que debemos aprovechar la mejor parte de cada ciclo, preparándonos para la peor parte. En otros casos se trata de superar las épocas malas y no perder el contacto con la realidad cuando llega la época buena.

El error que he visto en trading, en empresas pequeñas y medianas, a nivel corporativo y a nivel personal, es que una buena racha se proyecta como sostenible perpetuamente y además le añadimos crecimiento. Dicho de otra manera, cuando estamos de buenas creemos que que no se acaba y que se mantiene en el futuro.

Enfatizando de nuevo, cuando una empresa está ganando, no proyecta hasta donde llega el ciclo de crecimiento y ganancia de ese negocio ganador, la realidad es que existe un dinamismo que cambia el entorno y surgen nuevos negocios ganadores, haciendo los previos perdedores.

Cuando un trader novato tiene un buen año, este tiende a pensar que los años siguientes deben al menos ser iguales o mejores. Mi experiencia indica que hay años buenos y malos.

Sobrevivir a estos ciclos implica aprovechar las buenas rachas para superar las malas sin trauma.

La sabiduría o maestría en el manejo de estos ciclos consiste en generar nuevas opciones de crecimiento continuamente para tener oportunidad de conjugar el crecimiento y el decrecimiento en opciones de negocio distintas de forma simultánea.

Del éxito a la ruina hay un solo paso cuando no hay previsión.